La Conjura de los Suicidas

Autor: Petros Márcaris  (Estambul 1937)

Comisario de policia en Atenas: Kostas Jaritos

Kostas Jaritos es un policía de Atenas de ascendencia humilde, hijo de un cabo de gendarmería, supo en su infancia lo que es caminar con zapatos rotos y ropa desvencijada. En las primeras novelas lo conocemos como teniente y jefe de homicidios de una caótica ciudad como Atenas, en las ultimas ya es comisario. Su vida gira alrededor de su familia compuesta por su esposa Adrianí y su hija Katerine, Fani, el marido de Katerine, Andros, su nieto y su amigo Lambros Zitsis, antiguo comunista ya anciano que sufrio la represión y exilio a lo largo de su vida a causa de la situación politica en Grecia. Su oficina es la 321 de Atica, Atenas

Según Márkaris escribir novela policiaca nunca fue su intención, ya que según ijo en una entrevista:  «Como fui por largo tiempo un activista de izquierda, no tenía ninguna simpatía por los policías. En Grecia, habían sido sinónimo de fascistas… Pero de pronto, por primera vez, caí en la cuenta que esos pobres policías son pequeños burgueses, que tienen los mismos sueños de que sus hijos puedan estudiar para convertirse en doctores o abogados. Así se comenzó a desarrollar esta construcción: un crimen y una historia familiar contadas paralelamente».

Con el comisario Jaritos sufrimos el caotico​ trafico de Atenas, saboreamos la cocina griega especializandonos en las comidas que preparaban los pobres en las épocas de carencia de Grecia, disfrutamos de la vida sencilla y familiar tan mediterranea como la nuestra y aprendemos la sabiduria popular que nos trasmite Adriani, la esposa del comisario.

Sus personajes y situaciones y chapuzas varias del país me recuerdan al nuestro. Muy mediterraneo todo

 


Comentarios

Deja una respuesta